DONA PINCHANDO LA IMAGEN DE #SomosLaLeche

DONA PINCHANDO LA IMAGEN DE #SomosLaLeche
#Bloguerasxlalactancia

domingo, 22 de febrero de 2015

MANUAL DE SUPERVIVENCIA EN CELEBRACIONES FAMILIARES


No es que sea una experta en psicología de familia ni nada por el estilo, pero considero que sólo por el hecho de tener cuatro visitas familiares a la semana en casa (dos de cada una de las familias de Rosquis) ya puedo hablar con conocimiento de causa. Además, este mes de marzo durante todos y cada uno de los domingos estaremos visitando las moradas de Papá y Mamá Rosquillas en semanas alternas en cada casa, para celebrar cumpleaños y santos, así que, voy a ofreceros un práctico manual de supervivencia para mitigar el estrés que tanto roce familiar puede hacer mella en nosotros y en nuestro peque. Voy a centrarme en las comidas fuera de casa.

1-Establecer un timing: Todos querrían que llegáramos temprano -lo más pronto posible- y nos fuéramos muy tarde. Pero no ha de ser así, nos ha de quedar domingo para los tres, parte de la mañana y parte de la tarde para poder estar a solas con nuestro hijo. Así pues, llegar un cuarto de hora antes de la hora de comer del niño -para eso de los saludos y demás tonterías de bienvenida y comenzar a preparar la vuelta media hora después de la sobremesa en la mesa de los mayores para garantizar que el niño no haga la siesta muy tarde pues, normalmente, en casa ajena es difícil que haga la siesta (o que se la dejen hacer), más en nuestro caso que no hay cuna de viaje en ninguna de las dos casas. Este timing es rígido e inamovible, pase lo que pase, se llega y se va a la hora que establecemos Papá Rosquillas y yo. Digan los que digan los abuelos que para eso tiene más días a la semana para ver a su nieto.

2.-A la hora de comer, se come y ya habrá tiempo para jugar: Si el niño está comiendo, mejor obviar las distracciones externas. Yo que aún le doy pecho a Rosquis, cuando lo he de hacer en mi casa o en la de mis suegros, me suelo retirar a otro lugar de la casa en que podamos estar él y yo libre de miradas ajenas. Antes me pasaba que el niño se distraía hasta con el aleteo de una mosca y si encima venía mi suegra y le tocaba los pies o mi cuñado le estiraba del pelo mientras estaba en teta, pues peor que peor. Decidí cortar por lo sano y ahora respetan ya mi especio/nuestro espacio de intimidad. Cuando come la comida en su trona ya es otro cantar, pues no paran de hacerle fiestas, cosa que me cuesta mucho más de sobrellevar, pues he de ser muy diestra con la cuchara para no manchar a nieto y a abuelo/a cebolleta haciendo su repertorio de bobaditas variadas.

3.-Dejar hacer al niño, sin agobios: Si el niño quiere jugar que juegue, si quiere corretear, que corra, tal y como hace en casa. No le impongáis besos y abrazos que no quiere, achuchones que le dan igual, si quiere pista libre, pista libre hay que darle. El niño tiene que disfrutar a su modo y no convienen ni competiciones de " a ver quien le hace la gracia más graciosa del mundo mundial" ni "A quién quieres más a abuelo a abuela, ¿por qué hoy que está el abuelo no me haces caso a mí", eso son comportamientos infantiles. ¿Quién se encarga de frenar esto? Pues depende, si es en casa de Papá Rosquillas, él, y si es en mi casa -que no lo suele ser-, yo. Todos tienen que tener tiempo de jugar y disfrutar de su nieto o sobrino, pero sin agobiarse entre ellos ni al niño.

4.-Acerca de las opiniones y críticas a nuestro sistema de crianza: Se escuchan, se asienten con la cabeza y luego se hace lo que a los padres más nos conviene, para algo ellos ya criaron a sus hijos y nosotros queremos criar al nuestro con nuestros aciertos y errores.

5.-Intentar no reunir, en la medida de lo posible, a los dos familias bajo un mismo techo o escenario. Pues cuando lo hemos hecho es una competición por ver quien coge, quien hace la gracia, quien achucha más a Rosquis y esto le estresa a él y a nosotros sus padres.

Así pues, intentamos sobrellevar la diferencia generacional con los abuelos y solventar las posible fricciones que se dan cuando una familia se reúne tanto y cuando sólo hay un nieto que se convierte en el centro de atención de todos. ¿Os veis mucho con la familia? ¿Cómo son vuestras reuniones familiares? ¡Contadme, si queréis! Gracias

12 comentarios:

  1. Es super estresante. Intentamos hacer lo que tú dices, pero por ejemplo, obviar los comentarios no es tan fácil. Hay cosas que no nos gustan que hagan, y ahora el niño es pequeño, pero y cuando se entere? No podemos pasar por alto según qué cosas, y la gente se enfada. Porque es muy difícil cambiar a la gente, sobre todo mayor, en cuanto a los niños.
    Yo te deseo mucha fuerza para este mes, mucha flexibilidad y mirar el lado bueno, que es gente que quiere mucho a tu hijo, que lo mima y que serán muy importantes para él, y de todo se aprende.
    Mira esta carta a una suegra que leí ayer http://www.huffingtonpost.es/tina-plantamura/a-mi-suegra-me-equivocaba_b_6668748.html?ncid=tweetlnkeshpmg00000001
    A ver qué te parece

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Es estresante y mucho. En nuestro caso, en relación a esa carta serían mis padres, que le han dormido, le han comprado los mejores regalos y me han ayudado y ayudan mucho ( aunque tenga que oír algunas críticas tb). Mis suegros no han movido un dedo para dormirle ni para cambiarle, sólo juegan y le achuchan y poco más, es un juguete para ellos más que una persona y me duele ese trato. Y, aunque me esfuerzo por mostrarme amable y verle el lado bueno porque son sus abuelos como tú dices, ( mi suegra le trae alguna comidita de vez en cuando y eso está bien), me cuesta soportarles y pasar por alto ciertas actitudes, competiciones entre ellos por ver a quién quiere más el niño y envidias varias. Besitos, buen domingo y gracias x tu aportación!!!

      Eliminar
  2. Jajaja. Es un manual muy bueno. Hay que pasar lo máximo posible si la gente opina. Me parece bien que establezcáis tiempos y más con el ritmo que vais a llevar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tiempo es oro y necesitamos establecer rutinas con Rosquis que no por ir fuera se han de saltar. Me alegro que te haya gustado. Besitos!

      Eliminar
  3. Que estrés compañera! Yo me alegro de qué no haya buen rollo con la familia de Papidire, solo ven al niño una tarde a la semana y yo no suelo estar. Pero antes de todo esto recibíamos visita diaria de mi suegra y acabábamos de los nervios todos. Me molesta mucho que no respeten ni ciranza, ni pautas. Mi madre siempre ha respetado mucho y suele seguir a rajatabla lo que la pedimos. Creo que has dado unos consejos buenísimos, respecto a la frasecita "¿a quién quieres más?" ufff yo no puedo con estas cosas y salto enseguida, me parece de estúpidos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tan estrés, ya estoy nerviosa con sólo pensar que mañana tengo visitas todo el día y el domingo celebración de cumple de mi cuñado..Pues que suerte que sólo vienen una vez, menudo rollo antes tenerla que aguantar cada día a la suegra. Yo, aunque esté cansadita de esas visitas, prefiero estar presente para que no hagan alguna que a mí no me guste, como mínimo, los puedo controlar y mantener a raya. besitos!

      Eliminar
  4. Estimada blogger,

    Soy Natalia, Responsable de Comunicación de Paperblog. Quisiera disculparme por dejarte un comentario en el blog, pero no he encontrado otra manera de contactarte. Tras haber descubierto tu blog, me pongo en contacto contigo para invitarte a conocer el proyecto Paperblog, http://es.paperblog.com, un nuevo servicio de periodismo ciudadano. Paperblog es una plataforma digital que, a modo de revista de blogs, da a conocer los mejores artículos de los blogs inscritos.

    Si el concepto te interesa sólo tienes que proponer tu blog para participar. Los artículos estarían acompañados de tu nombre/seudónimo y ficha de perfil, además de varios vínculos hacia el blog original, al principio y al final de cada uno. Los más interesantes podrán ser seleccionados por el equipo para aparecer en Portada y tú podrás ser seleccionado como Autor del día.

    Espero que te motive el proyecto que iniciamos con tanta ilusión en enero de 2010. Échale un ojo y no dudes en escribirme para conocer más detalles.

    Recibe un cordial y afectuoso saludo,
    Natalia

    ResponderEliminar
  5. Buenas tardes Natalia,

    He entrado en paperblog.es y no he visto artículos de la temática maternal. Os interesan también?

    Me podrías explicar más detalladamente como funciona en mi mail redaccion.facesonthebox@gmail.com ?

    Muchas gracias y saludos cordiales,

    Sonia

    ResponderEliminar
  6. Buenas tardes Natalia,

    He entrado en paperblog.es y no he visto artículos de la temática maternal. Os interesan también?

    Me podrías explicar más detalladamente como funciona en mi mail redaccion.facesonthebox@gmail.com ?

    Muchas gracias y saludos cordiales,

    Sonia

    ResponderEliminar
  7. El tema familia es complicado, sobretodo cuando no se respetan los ritmos propios establecidos y necesarios para el niño. Nosotros comemos con unos y otros cada fin de semana. El fin de semana es el único momento que mis suegros pueden ver a Valkiria y es normal que quieran disfrutar de ella. Por suerte, nuestra relación tanto por un lado como por el otro es muy buena. Pero aun así los cambios de rutina vuelven a la niña un poco loca, en especial con la siesta.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La suerte es que ahora se respetan más, pero me ha costado lidiar con críticas y actitudes que no me gustaban, tanto por parte de mis padres como de mis suegros, quizás es porque son de otra generación y nos criaron de un modo distinto. A ver, nos llevamos bien, pero también estar tan cerca y vernos tanto hacen que nos agobiemos y surjan roces. Me alegro que estéis bien con la familia...Y qué manía con que no hagan la siesta cuando van a comer fuera! Como si no estuvieran majos los peques cuando duermen. besitos!

      Eliminar